27 feb. 2012

La respuesta



 La carta llegó. Y ella comprendió. Comprendió lo que era el amor y que era el momento de escapar de allí. De su tierras. De sus tristes fiestas abarrotadas de caras y sonrisas falsas. De su soledad, envidiada y camuflada por el lujo.
Aprovechó un despiste de los invitados. Sólo debería encontrar una salida… pero luego… ¿hacia dónde dirigirse?  La carta no tenía remite… ¡ni tan siquiera unas coordenadas…!


 ...así que de nuevo debería esperar... aunque había un secreto que no podría ocultar por mucho más tiempo...

2 comentarios:

  1. I can see something of a theme running through this post and the two below as well: the hints of red drawing attention in your outfits and photos. Great shoes here. red shoes always make me want to dance (like the film of the same name).

    ResponderEliminar

gracias!